Divertidos muñecos sensoriales de globos y harina

/ mayo 6, 2020/ 2 comentarios

Divertidos muñecos sensoriales de globos y harina

Cuando yo era pequeña jugaba a hacer muñecos graciosos con globos y harina y pasábamos horas y horas moldeándolos y, por fin, me he decidido a hacerlos con mis peques. ¿los has hecho alguna vez? Te explico como hacerlos fácilmente.

Hace ya tiempo que tenía en mente hacer este tipo de muñecos con globos y harina; cuando yo era pequeña pasaba el rato jugando con ellos y de adolescente los consideraba mis aliados contra el estrés. ¿Quién no ha tenido uno de estos muñecos pequeños, graciosos, blanditos y moldeables hechos en casa o comprados? Seguro que no han faltado en ninguna casa; pero, por si no recuerdas como se hacían o nunca los has hecho, te dejo un tutorial fácil del paso a paso para hacerlos. 

Experimento con niños: Hagamos divertidos muñecos con globos y harina

¿Que necesitamos para hacer esta actividad?

  • Globos
  • Harina
  • Botella de plástico o cristal
  • Embudo
  • Decoración: rotulador permanente, ojos móviles, limpiapipas, lana… (lo que se te ocurra).
Muñecos antiestrés

Paso a paso

  1. Lo primero que tenemos que hacer es coger una botella (puede ser de cristal o de plástico) y llenarla de harina con la ayuda de un embudo. En mi caso he utilizado una botella de medio litro y la he llenado a la mitad.
  2. Deberás hinchar un globo un poquito y «enroscar» el cuello del globo (como en la imagen inferior) para que no se salga el aire.
  3. Pondremos la boquilla del globo en la boquilla de la botella y le daremos la vuelta a la botella haciendo que caiga la harina dentro del globo. Es posible que la harina haga «tapón» en el cuello del globo y tengas que ayudarla a bajar con los dedos.
  4. Una vez tengamos lleno el globo con la harina, debemos soltar el globo de la botella y poco a poco sacar el aire sobrante de dentro del globo. Hazlo poco a poco para que no tengas un volcán de harina…
  5. El cuello del globo debe quedar vacío sin harina para poder hacer el nudo correctamente. Si se te llena de harina, puedes volver a hincharlo y volver a sacar el aire muy poco a poco sin que salga la harina. Cuidado no te tragues la harina… nunca te pongas a hinchar el globo si hay aire aun en su interior ya que puede salir la harina hacia fuera en modo explosión.

Una vez tengas el globo lleno de harina y atado, es el momento de decorarlo. En este momento puedes dejar volar tu imaginación y…

  • Dibujar una graciosa cara kawaii con un rotulador permanente.
  • Pegarle ojitos móviles.
  • Ponerle «pelos» con la ayuda de lana o limpiapipas.
  • Etc…

¿Te gustan como han quedado nuestros muñequitos? Os animo a hacer esta actividad con los peques y a pasar un divertido rato con ellos; ¡seguro que a vuestros hijos les encantará el resultado!

¿Quieres estar al día de todo lo que publicamos? ¡Suscríbete a nuestro blog o síguenos en redes sociales!

2 Comentarios

  1. Pero que actividad más divertida. me la apunto

  2. Pingback: Globo mágico: El globo que se infla sin soplar - Mis dos principitos

Deja un comentario