Almohadas para ayudar a prevenir y tratar la plagiocefalia en bebés

/ septiembre 6, 2021/ 0 comentarios

Almohadas para ayudar a prevenir y tratar la plagiocefalia en bebés

Hace unos años se empezó a recomendar que los bebés recién nacidos durmiesen boca arriba (decúbito supino), pero tenemos que tener en cuenta que, si el bebé pasa demasiadas horas acostado en la misma posición, existe la posibilidad de que desarrolle plagiocefalia o síndrome de la cabeza plana.

La plagiocefalia es una deformidad de la cabeza del bebé que se desarrolla durante los primeros meses de vida. Aparte de la causa posicional, existen otras causas; podría ocurrir por la permanencia del feto encajado durante varias semanas antes del parto o por la dificultad de paso de la cabeza del bebé durante la expulsión.

Almohadas para bebés

Almohadas para ayudar a prevenir y tratar la plagiocefalia en bebés

Esta afección puede prevenirse poniendo a ratos el bebé cuando este despierto boca abajo para estimular los músculos del cuello o cambiando a menudo la postura en la que duerme el bebé, girándolo hacia un lado y hacia el otro de vez en cuando. Cuando nació el principito mayor, nos aconsejaron que cada noche durmiese en la cuna de colecho hacia un lado diferente: una noche con la cabeza hacia el » cabecero» y la siguiente con los pies en esta dirección ya que, como tienen tendencia a girar la cabecita levemente hacia donde escuchan ruido o ven luz, de esa manera iría alternando el giro de su cabeza.

Hay casos en los que, si la deformidad es importante, el pediatra puede aconsejar utilizar otros aparatos correctores como el cojín de plagiocefalia o el casco con bandas activas.

Almohadas para bebés de Koala Babycare

Hace unos meses descubrimos las almohadas para bebés de Koala Babycare y, aunque mis pequeños no tienen plagiocefalia, llevamos desde entonces probándolas con nuestros peques para poder ayudar a prevenirla.

Para la princesa (menor de 6 meses) escogimos la Koala Perfect Head en Rosa y para el pequeño principito (menor de 3 años) escogimos la Koala Perfect Head Maxi en Azul.

almohadas koala babycare

Ambas almohadas están hechas de espuma viscoelástica perforada para dar sujeción a la cabecita del bebé y distribuir de manera uniforme las presiones localizadas en el cráneo. Por este motivo, ayuda a prevenir la plagiocefalia posicional, o a su tratamiento, si ya está presente.

KOALA PERFECT HEAD

La almohada de la princesa es ideal para bebés hasta los 12 meses de edad. Es un modelo práctico, ideado para que lo puedas usar en soportes móviles, como la hamaca, la sillita y el cochecito. 

Nosotros la hemos estado utilizando mientras ella estaba despierta en su cuna y siempre bajo la supervisión de un adulto hasta los 6 meses por seguridad ya que no saben voltearse solos, en su carro de paseo cuando hemos estado muchas horas fuera de casa y sabemos que va a pasar muchas horas en él y en su hamaca para que esté cómoda.

Con esta almohada de Koala BabyCare nos sentimos muy seguro ya que ha sido creada junto a osteópatas de profesión, porque han sido reconocidos como un dispositivo médico de clase I y porque tiene numerosas certificaciones.

almohada bebé recién nacido

KOALA PERFECT HEAD MAXI

La almohada del pequeño principito es más amplia y es ideal para bebés recién nacidos hasta los 36 meses de edad. Está pensada tanto para la cuna tradicional como para dormir en su cama, y al ser amplia permite que el/la bebé no se salga de ella con facilidad.

Nosotros la usamos a diario en la cama del principito y, como nos gusta lavar la funda a menudo, nos encanta que lleve una funda de repuesto igual a la principal. 

* Utiliza el código PRINCIPITOSKBC para conseguir un 10% de descuento.

almohada niño 2 años

Recuerda que...

  • Se aconseja siempre evitar el uso de otros objetos blandos en cunas y camitas. Es decir; los reductores, los peluches, las almohadas y los edredones suaves están prohibidos durante el primer año de vida del bebé.

  • En los primeros seis meses de vida o hasta que el bebé sepa girarse solo es necesario usar la almohada bajo la supervisión de uno de los padres.

  • Para una máxima seguridad, los niños siempre deben dormir boca arriba durante el primer año de vida.

  • La almohada es un dispositivo médico y, como tal, siempre es bueno consultar al osteópata pediátrico y dejarse aconsejar por él, evitando el autodiagnóstico.

¿Quieres estar al día de todo lo que publicamos? ¡Suscríbete a nuestro blog o síguenos en redes sociales!

Deja un comentario